a

Deshumidificadores tipo compresor

Comparando 2 tipos diferentes de tecnología de deshumidificación:

Los deshumidificadores de tipo compresor, a menudo llamados deshumidificadores convencionales o refrigerantes, tienen una tecnología comparable con la de un pequeño frigorífico. El aire de la habitación pasa primero por un filtro y posteriormente, sobre unos serpentines fríos (evaporador), donde el aire se condensa y gotea en un depósito dentro de la unidad. A continuación, el aire es recalentado (cuando pasa a través del condensador) y expulsado fuera del deshumidificador.

Un deshumidificador de tipo compresor puede funcionar en temperaturas que oscilan entre 5 y 30 grados centígrados, con un rendimiento óptimo por encima de 20 grados centígrados. Funcionan adecuadamente en condiciones cálidas y húmedas, pero son menos eficaces en condiciones frías.

En general, los deshumidificadores de tipo compresor consumen menos energía, por otro lado, producen algo más de ruido. También son más pesados que la mayoría de los deshumidificadores desecantes los cuales carecen de compresor.

Si tiene que elegir entre ambas tecnologías, podemos resumir que:

  • Si las circunstancias están por encima de los 20 grados centígrados y hay una alta humedad relativa (por encima del 60% RH) en su habitación, su deshumidificador de tipo convencional (refrigerante) funcionará perfectamente.
  • Si las circunstancias son inferiores a 20 grados centígrados e incluso la humedad relativa es inferior al 60% en su habitación, la tecnología del desecante superará al equipo convencional.

Toyotomi cuenta con una amplia gama de deshumidificadores convencionales que extraen desde 10 litros a 30 litros de extracción por día, ofreciendo cada uno características diferentes. Para obtener más información, elija uno de nuestros modelos utilizando el filtro y seleccione la capacidad u otras características.